ENFERMERA SATURADA

blog de enfermera saturada

No seas una enfermera saturada. En la actualidad vivimos en mundo en constante cambio y actualización. Esto ha provocado numerosos avances en distintos campos, como puede ser la tecnología, la información o la medicina. Pero también hace que las personas nos sometamos a un estrés extra y vivamos siempre con prisa o con la sensación de no llegar a tiempo a todas nuestras obligaciones.

enfermera de greys anatomy

LA ENFERMERA DESCONOCIDA DE ANATOMÍA DE GREY

La enfermera que no conocías de Grey's Anatomy. Después de tantas temporadas, seguramente no conocías a Bokhee, la enfermera que ...
Leer Más
14 cosas que los estudiantes de Enfermería están cansados de oír

14 cosas que los estudiantes de Enfermería están cansados de oír

1. ¿No sacaste la nota para estudiar Medicina? ¿A ti no te llega para hacerme una pregunta más inteligente? 2. ¿de verdad ...
Leer Más
feminismo en enfermeria

Feminismo en enfermeria

En estos tiempos que corren, está muy de moda el pensamiento feminista. Pero ¿realmente la gente tiene bien definido este ...
Leer Más
cosas que debes saber antes de estudiar enfermeria.

No estudies enfermería si eres asi

Cosas que debes saber antes de estudiar enfermeria. Si quieres ser enfermera y estas a punto de ir a la ...
Leer Más
estudiar enfermeria

Cuando decidí estudiar enfermería

Recuerdo exactamente el día que decidí hacerme enfermera. A muy temprana edad, entre muñecas, cocinitas y peluches, una navidad llego ...
Leer Más
Historia triste en urgencias

Historia triste en urgencias

Una noche de guardia triste. Queridas amigas enfermeras, hace unos días viví un momento muy triste en mi trabajo. He visto ...
Leer Más

Esto nos lleva a su vez a vivir en una constante búsqueda de nosotros mismos. Terminamos de trabajar y recordamos que estamos apuntados a un gimnasio o a un curso de cocina vegana, o a idiomas. Es entonces cuando me surge una pregunta: ¿cuántos de nosotros podemos permitirnos el lujo de disfrutar de nosotros mismos?



Sí, el estrés laboral afecta a todas las profesiones, aunque no podemos decir que por igual. Algunas requieren más tiempo aunque, por otro lado, según los expertos en este ámbito, también son las personas que se sienten más felices y realizados con su trabajo. Hoy nos vamos a centrar en una profesión muy valorada pero que requiere mucha vocación, motivación y tiempo.

Sin duda una de las profesiones que se encuentra sometida a más estrés es la de las enfermeras. Trabajadoras que no solo sufren un agotamiento físico cuando terminan su jornada laboral, debido por ejemplo a la falta de personal por los recortes y por consiguiente al hecho de que tengan que hacer demasiadas horas extra, sino un cansancio mental y psicológico.

Si esta situación te resulta familiar, no dudes seguir leyendo este artículo. Te contaremos un poco más acerca de los efectos del estrés en tu profesión y descubrirás todo lo que necesitas saber para no verte sobrepasado por tu trabajo.

También puedes ver nuestros exámenes cortos para las oposiciones de enfermería en españa

Oposiciones Enfermería

Oposiciones Enfermería

Estas preparandote para los oposiciones de enfermería, y quieres obtener una plaza fija en el centro sanitario más cercano a ...
Leer Más

Enfermería: una profesión de vocación que requiere mucho tiempo

Centrémonos en el agotamiento mental y psicológico al que se exponen las enfermas. Este es debido a diversos factores, como pueden ser el sufrimiento del propio paciente. La de las enfermeras es una profesión empática, por lo que ver tan de cerca lo que padecen otras personas, puede llevarlas a sufrir en primera persona lo que reflejan sus pacientes. Este estrés puede estar achacado también al hecho de que son un intermediario entre el paciente, el médico y la familia, teniendo continuamente que guardar unas formas y ser cuidadosa en sus relaciones. Además, esto nos lleva a mencionar cómo constantemente soportan críticas de ambos lados, cayendo sobre sus hombros la responsabilidad y deber de responder ante ellas. Todo esto unido al poco reconocimiento social y las dificultades organizativas, algo que sin duda mina la moral de las trabajadoras y las convierte en un colectivo susceptible de sufrir depresión u otros trastornos relacionados con la autoestima.

En el siguiente apartado vamos a darte unos pequeños consejos que puedes aplicar poco a poco en tu día a día y sobrellevar mejor la carga de trabajo. Pero antes de nada debes saber que solo podrás combatir el estrés y el agobio si les plantas cara directamente. Para que sean efectivos los consejos que vamos a darte, tienes que estar dispuesto a esforzarte por hacer pequeños cambios de mentalidad en tu día a día. De lo contrario, si te encierras en un bucle de pensamientos negativo, nunca podremos ayudarte a salir de ello.



Apóyate en tus familiares y amigos, siempre serán ellos los que más te conozcan. No tengas miedo por contarles que estás pasando un mal momento, también son personas y te intentarán aconsejar de la mejor manera. Si después de leer todo esto te sientes con ganas y motivación suficiente como para empezar a cambiar tu día a día, ya puedes aplicar los consejos que te daremos en el siguiente apartado.

No dejes que el estrés pueda contigo

Lo más importante de lo que vas a leer a continuación no se aprecia a simple vista, sino que se encuentra entre líneas. Y es que todos los consejos que te podamos dar solo tienen un objetivo: conseguir que aceptes la realidad en la que vives y aprendas a encontrar un estado de bienestar y equilibrio en tu vida. Según varios expertos en este ámbito, el punto clave para combatir la ansiedad o el estrés en el mundo laboral es aprender a regular nuestras propias emociones.



El primer consejo que podemos darte, y que casi tienes que tomártelo como un lema de vida, es que no te infravalores. La confianza en ti mismo y en tus capacidades te ayudarán a superar cualquier problema. Y tus defectos también. Cambia de mentalidad, que cada uno tengamos defectos no es más que otro punto a favor para que explotes todo lo bueno de ti. Por supuesto, sé realista y admite hasta dónde puedes llegar. No tengas vergüenza por pedir ayuda, es natural y humano. Pedir ayuda es una de las maneras de afrontar los retos con sabiduría y también te ayudará a ser empático y conocer otros puntos de vista.

Lógicamente, para hacerlo tenemos que aprender a conocer si lo que estamos sintiendo es verdaderamente ansiedad o agobio. El siguiente paso a identificar tus emociones es combatirlas hasta que se vayan desvaneciendo poco a poco en tu mente. Al final de todo, solo lo recordarás como una mala etapa de tu vida de la que saliste muy fortalecido.

Algo que también debes controlar son tus impulsos a la hora de actuar. Desde que somos pequeños hemos escuchado la frase “piensa antes de actuar”. Pues bien, no es ninguna tontería. Si conseguir aumentar tu capacidad para analizar la situación antes de responder impulsivamente, podrás reflexionar la respuesta con calma y, casi con total seguridad, acertarás.

Y, lo más importante de todo, recuerda por qué escogiste dedicarte a la enfermería. Recuerda tus sueños de pequeño y todo lo que querías lograr. Recuérdalo y que no se te vuelva a olvidar. Si consigues, poco a poco, aplicar estos cambios en tu vida, sabrás superar los obstáculos que vayan apareciendo en tu camino y volverás a disfrutar de la enfermería: una profesión increíble donde cada experiencia te aportará una profunda satisfacción.

También puedes visitar nuestra tienda para enfermeras:



ENFERMERA SATURADA
4.9 (98.57%) 14 votes